Licencia por Maternidad

El momento ha llegado, y la fecha del nacimiento de su bebé está cada día más cerca. El cuarto de su bebé está adecuadamente decorado, usted posee todos los implementos necesarios para su cuidado, y probablemente podría impartir por usted misma una clase de técnicas de respiración. ¿Pero también está preparada para afrontar cambios en su vida laboral?. Si usted es una mamá que trabaja fuera de su hogar, el hecho de saber lo que su empleador piensa sobre la licencia por maternidad será crucial para protegerse contra dificultades inesperadas que puedan surgir después que el bebé haya nacido.

¿Qué es la licencia por maternidad?
La licencia por maternidad, también conocida como licencia parental (o por paternidad), se refiere al tiempo que se le otorga a una madre o a un padre para ausentarse del trabajo a fin de cuidar a su hijo/a, ya sea durante el embarazo o después de su nacimiento. A pesar de que algunas empresas ofrecen licencias por maternidad con goce de sueldo; la ley sólo cubre la licencia por maternidad durante 12 semanas sin goce de sueldo, otorgando la seguridad de mantener el trabajo. Esta ley, conocida con el nombre de: Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en Inglés), no obstante, no asegura la continuidad en el trabajo de las mujeres que toman su licencia y trabajan en empresas pequeñas.

De hecho, los Estados Unidos les ofrecen comparativamente poco a las madres y a los padres, en aras de equilibrar el trabajo y la paternidad. En Suecia, por ejemplo, una mamá puede optar por una licencia de 16 meses y dividirla entre ella y su pareja, y aún así seguir percibiendo el 80% de su sueldo.

Es importante estar informada, ya que ciertos Estados ofrecen licencias por maternidad más flexibles e integrales que otros. California, por ejemplo, es uno de los pocos Estados que ofrece licencias pagas (aproximadamente un 55% de su sueldo por un lapso de seis semanas), mientras que otros 20 Estados ofrecen diversos grados de licencias por maternidad con clásusulas de protección para el puesto de trabajo. En cualquiera de los casos, la mayoría de las mujeres optarán por una combinación de seguro por incapacidad laboral transitoria (STD, por sus siglas en Inglés), licencia por enfermedad, vacaciones pagas, días para descanso personal, así como también licencia parental garantizada por la FMLA mientras se encuentren alejadas del trabajo.

Muchas empresas de gran envergadura y sindicatos, así como también algunos Estados ofrecen STDs. Ésto cubrirá un porcentaje de su salario por un lapso de tiempo determinado en el cual se vea forzada a permanecer alejada de su trabajo por razones de enfermedad, lesiones o por maternidad. Si descubriera que la porción de la cobertura que recibirá es inadecuada, o si no tuviera acceso a una STD, debería tratar de contratar un seguro privado por el cual tendría que pagar una prima. La porción de la paga que recibirá dependerá de la cantidad de años durante los cuales haya trabajado para la empresa en cuestión.

¿Cuándo se hace efectiva y cuando expira?
Muchos programas de licencias cortas por incapacidad laboral transitoria y de licencias parentales requerirán que se tome una semana alejada de su trabajo antes de poder recibir su compensación. Algunas también exigirán que utilice los días de vacaciones y los días de descanso personal que haya acumulado, a fin de poder ser elegible para recibir la compensación respectiva, lo cual traerá como consecuencia que esos días que se tome serán completamente pagados.

El momento en el cual expire dependerá del tipo de cobertura que posea. La mayor parte de los programas le ofrecerán seis semanas de licencia con goce de sueldo, y algunas otras llegarán a ofrecerle hasta ocho si llegaran a surgir complicaciones ocasionadas por una cesárea o si necesitara guardar reposo en cama. No obstante, el tiempo que desee tomarse de descanso deberá ser contabilizado por adelantado, ya que la mayoría de los programas requieren que se les notifique con antelación y por escrito los días que espera tomarse de licencia, a fin de ser elegible para que se le otorgue la misma. Asimismo, podría elegir tomarse los días que haya acumulado y que estén destinados a descanso personal, vacaciones o enfermedad; los cuales también podrían ser utilizados en combinación con la licencia FMLA, y le garantizarán 12 semamas de licencia sin goce de sueldo.

¿Qué es la Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA)?
La Ley de Licencia Familiar y Médica es una ley federal homologada en el año 1993 por el Departamento de Trabajo y la Administración de Estándares de Empleo de EE.UU. Dicha ley especifica los términos y condiciones bajo los cuales un empleado pasa a ser "elegible" para gozar de una licencia de trabajo. La FMLA se aplica a los empleados pertenecientes a todos los niveles de las diferentes agencias o departamentos gubernamentales, escuelas y empresas privadas que empleen a más de 50 personas por un lapso de 20 semanas o más en el año calendario, y que a su vez lleven a cabo tareas comerciales.

La ley exige que se le de derecho a un total de 12 semanas de licencia sin goce de sueldo durante un lapso de 12 meses. Estas 12 semanas deberán ser tomadas dentro del plazo de un año posterior a la fecha en la cual haya dado a luz o en la cual se le haya confirmado la adopción de un niño/a. De hecho, tanto usted como su pareja tienen derecho a tomarse una licencia FMLA de 12 semanas; la cual podrán tomar al mismo tiempo, haciendo coincidir alguno días, o consecutivamente. No obstante, si ambos trabajaran para la misma empresa, tendrán derecho a combinar un total de 12 semanas.

En algunos casos, tendrá derecho a gozar de su licencia intermitentemente (lo cual significará tomarla en ciertos períodos de tiempo, o reducir su cronograma de trabajo), sin embargo, esta opción sólo será garantizada si estuviera tomándose la licencia por padecer serios problemas médicos. Por otra parte, el heho de que pueda gozar de una licencia intermitente quedará a entera discreción de su empleador.

En lo que respecta a los beneficios de salud y a los planes de seguro, la FMLA exige que su empleador mantenga esta cobertura respetando los términos que cumplía antes de que la licencia haya sido tomada; es por ello que en la mayor parte de los casos usted deberá continuar pagando su seguro médico mientras no se encuentre trabajando (lo cual significará que deberá pagar lo que previamente se le venía deduciendo de su paga). Si, no obstante, usted decidiera no retornar al tabajo después de haberse tomado su licencia FMLA, su empleador podría dejar de pagar las primas, y en algunos casos, usted deberá reembolsarle el dinero que éste/a haya gastado para mantener sus beneficios durante su licencia. Además, su empleador no está obligado a permitirle continuar acumulando tiempo para tomarse vacaciones o por antigüedad mientras usted no esté trabajando.

Una vez que el empleado vuelve al trabajo luego de haberse tomado una licencia FMLA, la ley estipula que deberá ser aceptado en su puesto original o en otra puesto que posea una salario equivalente y el mismo status laboral. Además, la licencia FMLA no puede traer como consecuencia la pérdida de los beneficios ganados antes de tomarse dicha licencia.

En todo caso, usted recibirá una licencia FMLA si le notifica por escrito su solicitud a su empleador con 30 días de antelación. Dependiendo de su empleador, también se le podría exigir que entregara un certificado médico y/o que notificara regularmente su estado durante el plazo que dure la licencia, a fin de que su empleador pueda estar al tanto de su condición y de sus planes de volver al trabajo. A pesar de que no es recomendable notificarle su embarazo a su jefe durante el primer trimestre (debido a los altos riesgos de sufrir complicaciones); es aconsejable que hable con su jefe lo antes posible en lo que respecta a sus planes de pedir una licencia por maternidad. Cuánto antes comience a discutir sobre el tema, y cuánto más organizados sean sus planes, mayores serán las ventajas que tendrá para negociar su licencia.

Desafortunadamente, la discriminación por embarazo aún existe, es por ello que es realmente importante conocer sus derechos y hablar sobre ellos claramente y abiertamente con su empleador.

¿Quién Está Autorizado/a?
Usted será elegible para gozar de los beneficios de una FMLA si:

  • trabaja para un empleador que posee cobertura;
  • ha estado trabajando en dicha empresa por un plazo mínimo de un año completo;
  • durante el año en cuestión, hubiera trabajado al menos unas 1.250 horas;
  • trabaja fuera de los Estados Unidos para una empresa que emplea a un mínimo de 50 personas.

Si usted fuera considerada una empleada "clave" (lo cual significa que se encuentra entre el 10% de los empleados con mejor salario de la empresa), y su empleador pudiera demostrar que su ausencia traería como resultado una substancial pérdida de ganancias para la organización, el mismo/a no estaría obligado/a a guardarle su puesto.

¿Qué es la licencia parental y qué es la licencia por paternidad, y en qué difieren de la licencia FMLA?
Todas aquellas personas que no sean elegibles para obtener una licencia FMLA, podrán optar por una licencia parental. La licencia parental difiere de la licencia FMLA en los siguientes puntos: el comienzo de la licencia parental sólo podrá ocurrir luego de que haya dado a luz a su bebé (o luego de que se le haya otorgado la custodia definitiva por adopción); podrá tomarse 12 semanas pero de manera continua (no intermitentemente); y, el empleado no estará cubierto/a por ningún seguro durante la licencia.

La licencia por paternidad, por otra parte, se refiere específicamente al tiempo que podrá faltar al trabajo el reciente papá con el objetivo de cuidar a su hijo/a. Los padres elegibles tienen derecho a gozar de los mismos derechos que la reciente mamá posee de acuerdo a la licencia FMLA, pero cuando se trata de políticas de empresas individuales; a los padres - por lo general - no se les ofrecen la misma cantidad de opciones de licencia que a las madres. Ésto - parcialmente - se debe a ideas equivocadas o a la ignorancia de ciertas empresas, pero los estigmas sociales son los principales responsables. No es sólo culpa de las empresas el hecho de que no se le ofrezca a un hombre una licencia con goce de sueldo para poder cuidar a su hijo/a, sino que por el contrario, son los padres los que no se atreven a pedirla, aunque actualmente se están percibiendo signos de que las cosas están cambiando.

Para obtener más información sobre los derechos y obligaciones relacionados con la licencia por maternidad, concurra al departamento de trabajo del área en la cual resida. Y recuerde informarse sobre las políticas de su empresa y sobre las licencias con goce de sueldo lo antes posible. Cuánta más información posea, menos estresante será todo el proceso.

Hable con otras mujeres embarazadas que trabajen fuera de su hogar , participando en el foro.

( Comentarios)
Iniciar or Registrese su comentario.

Envie su comentario

Iniciar o Registrese su comentario.
paopao1931
Y, como va a vivir una madre soltera cuando nazca su bebe si el patrono deja de pagarle su salario? Lleva poco tiempo en el trabajo y no tenía seguro para asegurar su sueldo! No entiendo! Como van a vivir si depende de su sueldo y esta recién parida?
4 years ago