El Hipogonadismo

La hormona conocida con el nombre de testosterona es la responsable de numerosas características sexuales en los hombres, entre las que se pueden incluir: el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales y reproductivos. Además, la misma contribuye en la distribución de la grasa corporal, en la fortaleza de la masa ósea y en la gravedad del tono de voz; la testosterona también puede ayudar a mantener los niveles de energía, el deseo sexual o la líbido y la fertilidad. A medida que los hombres envejecen, la producción de testosterona comienza a declinar naturalmente. No obstante, varios hombres podrían padecer de deficiencia de testosterona durante cualquier etapa de sus vidas. Este trastorno es conocido con el nombre de hipogonadismo.

¿Qué es el Hipogonadismo?
El hipogonadismo es una de las principales causas de infertilidad. Se estima que cerca de 13 millones de hombres en los Estados Unidos están afectados por esta dolencia, aún así, menos del 10% de los mismos buscan tratamiento médico para poder solucionar dicho trastorno. El hipogonadismo surge cuando existe alguna enfermedad o lesión en la glándula pituitaria, en los testículos o en el hipotálamo. Cualquier clase de problemas relacionados con estas áreas podrían ocasionar una deficiencia en la producción de la hormona conocida con el nombre de gonadotropina.

La deficiencia de testosterona podría producirse en cualquier etapa de la vida de un hombre. Varios hombres nacen con esta deficiencia particular, transformándola en una anormalidad congénita, a pesar de que otros podrían desarrollar dicho trastorno antes de llegar a la etapa de la pubertad. Por otro lado, otros hombres podrían llegar a desarrollar dicho trastorno cuando llegaran a la adultez.

Debido a la carencia de testosterona, los hombres afectados por hipogonadismo, por lo general, experimentan problemas en la producción de esperma. Los bajos niveles de testosterona también podrían traer como consecuencia que los hombres adultos tuvieran una marcada disminución de su deseo sexual o líbido, así como también disfunciones eréctiles. Todos estos factores combinados entre sí, dificultarían la posibilidad de que dicho hombre puediera ser padre.

¿Cuáles son los Factores que Podrían Causar Hipogonadismo?
Existen dos tipos de hipogonadismo masculino: primario y secundario. El hipogonadismo primario consiste en la deficiencia de testosterona provocada por el funcionamiento anormal de los testículos. El hipogonadismo secundario es causado por ciertos problemas de la glándula pituitaria o del hipotálamo, los cuales controlan la secreción de las hormonas pituitarias. Cuando los mensajes enviados por cualquiera de estas dos fuentes se descontrolan, el funcionamiento normal de los testículos podría llegar a verse comprometido.

Existen numerosos factores causantes de hipogonadismo primario, como por ejemplo: testículos que no han descendido, exceso de hierro en la sangre (conocido con el nombre de hemocromatosis), alguna clase de lesión que podría causar daños en los testículos, haber sufrido de paperas, o haberse sometido a quimioterapia o tratamientos con radiación. El síndrome de Klinefelter, podría traer como consecuencia que un bebé naciera con un cromosoma x extra, causando un crecimiento testicular anormal, así como también problemas en la producción de esperma y otro tipo de factores que podrían causar hipogonadismo primario.

El hipogonadismo secundario podría ser el resultado de trastornos en la glándula pituitaria y de enfermedades inflamatorias, los cuales podrían afectar la glándula pituitaria. Por otra parte, el síndrome de Kallman, el cual afecta el apropiado desarrollo del hipotálamo -en última instancia- podría provocar una deficiencia de testosterona. Además, ciertas medicaciones, tales como por ejemplo aquellas utilizadas para combatir el ardor de estómago o para controlar el estado de ánimo podrían afectar el nivel de testosterona producido por el organismo.

Signos y Síntomas del Hipogonadismo
Los efectos del hipogonadismo variarán de acuerdo al momento en el que el hombre desarrolle tal trastorno. En los casos en los que el hipogonadismo fuera congénito, las gónadas no serían capaces de producir la suficiente testosterona como para lograr el apropiado desarrollo de los genitales externos y de los órganos reproductivos internos. Esto podría ocasionar que el sexo del bebé al nacer fuera ambigüo.

Cuando las deficiencias de testosterona surgen al comienzo de la pubertad, el crecimiento normal y el desarrollo de los genitales externos y de los órganos reproductivos internos será deficiente y anormal. La masa muscular no se incrementará lo suficiente y la voz del joven a medida que vaya creciendo permanecerá siendo aguda. A su vez, muy frecuentemente, existirá una falta de crecimiento del vello facial mientras que el pene y los testículos no llegarán a madurar. Los brazos y las piernas podrían crecer de manera desproporcionada con respecto al tronco del cuerpo. Incluso, podría llegar a presentarse un extraño desarrollo y crecimiento de los pechos.

El desarrollo o aparición del hipogonadismo en la adultez podría cambiar significativamente la apariencia física de los hombres, así como también distorsionar el funcionamiento normal del sistema reproductivo, y además podría causar fluctuaciones emocionales que refelejarían lo que las mujeres sienten cuando llegan a la menopausia. Los signos del hipogonadismo en los hombres adultos pueden incluir:

  • Crecimiento deficiente del vello facial y corporal.
  • Testículos más pequeños y suaves.
  • Menor cantidad de masa muscular.
  • Principio de osteoporosis.
  • Agrandamiento de los pechos en los hombres.
  • Aumento de la grasa corporal.
  • Infertilidad y/o dificultades para lograr y mantener una erección.
  • Pérdida del deseo sexual o de la líbido.
  • Pérdida de la energía.
  • Irritabilidad y cambios en el humor.
  • Sofocones.
  • Depresión.

La Importancia de Obtener Ayuda
Si usted llegara a experimentar algunos de los síntomas del hipogonadismo, debería concertar inmediatamente una cita con el profesional médico que lo estuviera atendiendo o con un especialista en fertilidad. Un análisis de sangre que se encargará de medir los niveles de testosterona en su organismo podría revelar si hubiera alguna clase de deficiencia de esta hormona en el mismo. Además, será necesario que un endocrinólogo debidamente calificado lleve a cabo una exhaustiva evaluación y un detallado análisis de su organismo (siendo el mismo un doctor especializado en tratar problemas hormonales), para así poder obtener un diagnóstico definitivo y preciso. En el caso de que su doctor de cabecera no estuviera capacitado para tratar su problema en particular, debería solicitarle al mismo que lo derivara a un endocrinólogo de confianza.

Existen diferentes tipos de tratamientos disponibles para poder ayudar a aquellos hombres que presentan una deficiencia de testosterona. Si usted sufriera de hipogonadismo primario, el método de tratamiento más adecuado sería una terapia de reemplazo de testosterona (TRT). Esta terapia podría traer como consecuencia un incremento en la producción de esta hormona. No obstante, dicha terapia podría no ser suficiente para ayudarlo a recuperar su fertilidad. Podría ser necesario que tanto usted como su pareja debieran someterse a tratamientos de tecnología reproductiva asistida, a fin de poder lograr su tan ansiado deseo de concebir un bebé. Aquellos hombres afectados por hipogonadismo secundario tendrán mayores probabilidades de recuperar su fertilidad al someterse a una TRT.

Por otra parte, la TRT puede ser administrada de diferentes maneras. El método más popular y conocido es un parche que puede ser colocado en el escroto o en cualquier otra parte del cuerpo y que permitirá que su organismo reciba un suministro contínuo de hormonas. Aparte del parche, existen inyecciones intramusculares; las cuales deberán ser aplicadas cada dos semanas, y que podrán ser utilizadas en la privacidad de su hogar. También existe un gel compuesto por testosterona especialmente desarrollado para tratar el hipogonadismo; el cual podrá encontrarse disponible como una especie de mucoadhesivo que se disolverá gradualmente, transformándose en una sustancia similar a un gel en el momento en el que usted lo coloque sobre su encía. Esto permitirá que la testosterona pueda ser absorbida directamente por su torrente sanguíneo. Por otra parte también existen suplementos de testosterona que podrán ser utilizados por vía oral, los cuales están disponibles pero que son muy poco utilizados en la actualidad, debido a los efectos colaterales asociados a los mismos.

Por último, debería tener en cuenta que el asesoramiento psicológico tanto para usted como para su pareja podría ser sumamente efectivo para ayudarlos a lidiar y a afrontar de la mejor manera posible los aspectos y problemas emocionales provocados por esta dolencia. Además, sería muy recomendable que buscara ayuda en algún grupo de apoyo disponible en la región en la cual reside, para poder hablar e intercambiar opiniones con otras personas que estuvieran pasando por su misma experiencia.


Volver al inicio

Envie su comentario

Iniciar o Registrese su comentario.
mauriolo7
hola mira yo tengo Agrandamiento de los pechos dolor de testículos y tengo los testículos atrofiados no tengo barba tengo 41 años y me estoy colocando la segunda inyección de NEBIDO DE 1.000 mg. y me siento mas activo pero quiero saber si con esto podre ser padre el medico me dijo que no sabe o no me quizo decir,antes del tratamiento el semen me salia cristalino,hoy con este tratamiento el semen sale blanco y pegajoso .....mi consulta es podre ser padre??? si continuo con la inyección
5 years ago