Rinitis y Embarazo

¿Se siente un poco congestionada últimamente?. O quizás, ¿está soplándose constantemente una nariz que no cesa de moquear?. Si le estuviera sucediendo ésto, no se preocupe ya que no es la única. Muchas mujeres experimentan síntomas de congestión nasal, tos, y estornudos durante el embarazo. De hecho, es muy común que durante el embarazo experimente una condición médica que incluso tiene su propia denominación – rinitis del embarzo. La rinitis del embarazo puede llegar a tener efectos sobre su calidad de vida, dificultándole: conciliar el sueño, respirar confortablemente, o simplemente llevar a cabo las tareas cotidianas. ¡Aquí encontrará información útil sobre qué más deberá esperar de la rinitis del embarazo, y algunos consejos prácticos que la ayudarán a aliviar su congestión nasal!.

¿Qué es la Rinitis del Embarazo?
La rinitis del embarazo surge cuando sus fosas nasales se irritan y se inflaman durante el embarazo. Como consecuencia de ello, experimentará congestión nasal, estornudará, y su nariz estará llena de mucosidad. Esta condición es muy similar a la rinitis alérgica, excepto que la misma no es causada por alergenos medioambientales o por toxinas. La rinitis del embarazo puede llegar a durar por al menos seis semanas, y puede surgir espontáneamente en cualquier etapa del embarazo, aunque comúnmente surge en el primer trimestre. Los síntomas de la rinitis del embarazo usualmente desaparecerán por sí mismos dos semanas posteriores al parto y al nacimiento de su bebé.

¿Cuán Común es la Rinitis del Embarazo?
La rinitis del embarazo realmente es uno de los malestares más comunes asociados con el embarazo. Al igual que las náuseas matinales y los dolores de cabeza, miles de mujeres embarazadas experimentan rinitis del embarazo cada año. De hecho, se estima que entre un 20% y un 30% de todas las mujeres embarazadas padecerán rinitis del embarazo en algún grado.

¿Cómo Funciona la Zona Nasal?
Su nariz y sus fosas nasales son una parte muy importante de su cuerpo. No son solamente necesarias para respirar apropiadamente, sino que también cumplen la función de mantenerla protegida de peligrosas e irritantes substancias medioambientales y de peligros biológicos. La parte interna de sus fosas nasales está cubierta de membranas mucosas especiales, conocidas con el nombre de: mucosas. La mucosa es la encargada de secretar mucosidad nasal, la cual será expulsada a través de las fosas nasales y se deslizará hacia abajo a través de la parte posterior de su garganta. Esta mucosa ayuda a capturar cualquier toxina que respire, entre las que se incluyen: el polen, los ácaros del polvo, las bacterias y diferentes virus.

A veces - no obstante- la mucosa que se encuentra dentro de sus fosas nasales se irrita. Como consecuencia de ello, produce una cantidad extra de mucosidad nasal. Esta mucosidad se vuelve más espesa y decolorada, provocando congestión nasal. O, puede llegar a volverse extremadamente delgada, provocando que su nariz moquee constantemente y produzca un goteo post-nasal. Ésto es exactamente lo que sucede cuando padece de rinitis del embarazo.

Síntomas de la Rinitis del Embarazo
Los síntomas de la rinitis del embarazo varían de una mujer a otra, sin embargo, típicamente incluyen:

  • Tos constante.
  • Estornudos.
  • Picazón nasal.
  • Congestión.

Algunas mujeres experimentarán jaquecas asociadas con la congestión nasal, causada por la rinitis del embarazo.

Factores Causantes de la Rinitis del Embarazo
A pesar de que se cree que esta condición es causada por los cambios en los niveles hormonales durante el embarazo, los investigadores aún no han podido determinar fehacientemente la causa exacta de la rinitis del embarazo. Durante el embarazo, la placenta produce grandes cantidades de estrógeno. Se ha comprobado que el estrógeno exacerba la producción de moco y puede llegar a provocar que el moco se vuelva muy espeso o muy delgado. Por otro lado, el estrógeno tambián parece ser el causante de que los cornetes nasales (pequeñas estructuras óseas que sostienen a la mucosa) se inflamen, lo cual podría dificultar una adecuada respiración. Similares episodios causados por la rinitis han sido documentados en mujeres que han tomado la píldora anticonceptiva y se han sometido a terapias de reemplazo hormonal.

¿Es Peligrosa la Rinitis del Embarazo?
La rinitis del embarazo no es peligrosa para su bebé, no obstante, puede hacer que su vida se vuelva bastante molesta. En particular, la rinitis del embarazo tiende a afectar la calidad del sueño, lo cual podría traer como consecuencia que se sienta más cansada y fatigada. La rinitis del embarazo también puede incrementar sus posibilidades de desarrollar infecciones en los oídos o sinusitis crónica.

Tratamiento para la Rinitis del Embarazo
Desafortunadamente, los tratamientos para curar la rinitis del embarazo no son completamente efectivos. Sin embargo, existen varios medicamentos que podría consumir para aliviar sus síntomas. Asegúrese de hablar con su doctor de cabecera antes de tomar cualquier tipo de medicamento durante el embarazo.

  • Irrigación Nasal con Soluciones Salinas: En este tipo de tratamiento se usa una solución salina para ayudar a remover el moco de las fosas nasales, mejorando el confort y la respiración. Los baños de solución salina también pueden ayudar a lubricar la mucosa de las fosas nasales, permitiendo que las mismas funcionen eficazmente en el futuro. Todo lo que debe hacer es rociar cada fosa nasal con la solución salina. Los baños de solución salina esterilizada están disponibles en su farmacia local o en una droguería.
  • Antihistamínicos: Los antihistamínicos ayudan a aliviar la congestión, los estornudos, y el moqueo nasal. El uso de clorfeniramina antihistamínica es seguro durante el embarazo, aunque debería hablar sobre su uso con su doctor de cabecera de antemano, para estar completamente segura de que el mismo no presentará efectos colaterales indeseados.
  • Descongestivos Orales: Los descongestivos orales eran prohibidos durante el embarazo por temor a que los mismos causaran el desarrollo de defectos de nacimiento en el bebé. Aún así, un nuevo estudio llevado a cabo en Suecia sugirió que los descongestivos orales son completamente seguros, e incluso posiblemente beneficiosos, para las mamás que padecen rinitis del embarazo. En dicho estudio científico, las mujeres que tomaban descongestivos orales durante el transcurso de su embarazo daban a luz bebés con índices similares de defectos de nacimiento a los de la población en general. No obstante, estas mujeres también presentaban una reducción significativa en los índices de partos pretérmino. Lo más recomendable sería que hablara sobre el uso de descongestivos orales con su doctor antes de comenzar a consumirlos.

Cuidado Personal para Mujeres que Padecen Rinitis del Embarazo
El mejor tratamiento para aliviar los síntomas de la rinitis del embarazo es el cuidado personal. Aquí enumeramos algunas cosas que podría hacer en su hogar para aliviar sus malestares:

  • Beba mucho líquido, especialmente agua. Evite las bebidas que contengan cafeína, ya que las mismas podrían causarle deshidratación.
  • Incremente los índices de humedad en su hogar. Ésto evitará que su nariz se reseque.
  • Evite exponerse a agentes irritantes medioambientales, tales como: el humo del cigarrillo.
  • Duerma con su cabeza elevada, apoyada sobre una almohada.
  • Ejercítese con moderaciónn. El ejercicio moderado podría ayudarla a reducir la congestión nasal.

Realice todas las preguntas que desee sobre el embarazo a través del foro.

( Comentarios)
Iniciar or Registrese su comentario.

Envie su comentario

Iniciar o Registrese su comentario.
pablobi
me gustaría saber la referencia de ese estudio sueco. gracias
3 years ago