Los Embarazos Ectópicos

Una de las principales complicaciones que pueden llegar a presentarse durante las primeras etapas del embarazo son los llamados embarazos ectópicos. Éstos se desarrollan cuando el óvulo fertilizado se implanta en cualquier parte fuera de la membrana uterina. La mayor parte de las veces, el óvulo se implantará en las trompas de falopio; razón por la cual a este tipo de embarazo se lo conoce como embarazo ectópico o como embarazo tubárico. No obstante, el óvulo también podría llegar a implantarse en alguno de los ovarios, en el cuello uterino o en el abdomen. Los embarazos ectópicos nunca llegan a buen término.

Cuando el óvulo fertilizado comienza a crecer en el lugar equivocado, puede llegar a provocar que el órgano en el cual se ha implantado se dañe. Por esta razón, los embarazos ectópicos son potencialmente peligrosos para la salud de las mujeres que los están experimentando. Pero, no debería ser así. El hecho de reconocer los síntomas de los embarazos ectópicos tempranamente, no sólo la ayudará a salvar su vida sino que también disminuirá su riesgo de desarrollar cicatrices y futuros problemas de fertilidad.

Signos y Síntomas
Desafortunadamente, algunos de los principales signos de los embarazos ectópicos son similares a los de los embarazos normales; haciendo que las mujeres que los están experimentando ignoren sus potenciales peligros y signos de alarma. Los síntomas más comunes de los embarazos ectópicos son:

  • Tener un período tardío.
  • Padecer sangrado vaginal inusual (de color inusual, con flujo inusual, o de consistencia inusual).
  • Realizarse una prueba de embarazo que arroje un resultado positivo.
  • Sufrir desvanecimientos, vértigo, o mareos.
  • Padecer dolor en la parte baja del abdomen.
  • Padecer dolor de hombros.
  • Padecer dolor en la vejiga o en los intestinos.

Sentir una sensación de dolor agudo, lacerante; especialmente en la zona del abdomen, es una señal de alarma muy importante que dejaría entrever que podría estar desarrollando un embarazo ectópico. Si experimentara una combinación de algunos de estos síntomas, debería concertar una cita con su doctor de cabecera lo antes posible para que el mismo/a pudiera examinarla y determinar si está desarrollando un embarazo ectópico.

Diagnosticando un Embarazo Ectópico
A medida que las tasas de embarazos ectópicos aumentan, son cada vez más los doctores que examinan a sus pacientes para asegurarse de que no están desarrollando un embarazo ectópico. Ésto significa que cada vez serán más las mujeres que podrán ser diagnosticadas y tratadas a tiempo; contribuyendo de esta manera a que las tasas de mortalidad provocadas por esta complicación puedan disminuir.

Si usted aún no hubiera confirmado su embarazo, su doctor de cabecera le podría realizar un análisis de orina para confirmar el mismo. Si el mismo arrojara un resultado positivo, se le solicitaría un análisis de sangre a fin de medir sus niveles de hCG (gonadotropina coriónica humana). Basándose en la fecha de su último período menstrual y en la duración aproximada de su embarazo se podrían llegar a calcular los niveles apropiados de hCG. Los niveles de HCG en un embarazo ectópico tienden a no aumentar tan rápidamente como sucedería en los embarazos normales. Si su análisis de sangre mostrara que sus niveles de hCG fueran menores de lo que deberían ser, contaría con grandes probabilidades de estar experimentando un embarazo ectópico.

Su doctor de cabecera probablemente le realizará un exámen pélvico para poder comprobar si hay signos o síntomas propios de esta clase de embarazos. Su doctor controlará todo para determinar si algo anda mal. Por otro lado, le podría realizar una prueba de ultrasonido, a fin de monitorear y de confirmar o no la presencia de un embarazo ectópico. No obstante, el hecho de obtener un diagnóstico visual preciso que indique la presencia de un embarazo ectópico no siempre será una tarea sencilla.

Dado que es difícil detectar cualquier clase de embarazo antes de la sexta semana, si sospechara que está experimentando un embarazo ectópico tempranamante debería someterse a controles periódicos de sus niveles de hCG hasta que llegara a la sexta semana de su embarazo. Si, llegado ese momento, sus niveles de hCG aún no hubieran aumentado tan velozmente como deberían haberlo hecho, se le podría realizar una prueba de ultrasonido para poder deteminar sus probabilidades de desarrollar un embarazo ectópico.

Tratamiento
Si el embarazo ectópico fuera detectado tempranamente, el tratamiento para tratar un embarazo ectópico sería bastante simple. A la mujer embarazada se le admisnistraría Metotrexato durante las primeras semanas del embarazo. La misma es una droga inyectable que se encargaría de disolver al feto y de permitir que el organismo lo reabsorbiera. Éste es un procedimiento no invasivo, y reduce la cantidad de cicatrices que podrían llegar a quedar en sus órganos reproductivos.

Los casos de embarazos ectópicos más avanzados requerirán cirugía para poder interrumpir el embarazo en cuestión. A pesar de que en el pasado ésta era una cirugía mayor y requería la realización de extensas incisiones -en la actualidad- este procedimiento ha sido simplificado y puede llevarse a cabo mediante una cirugía laparoscópica.

Un laparoscopio es un tubo largo y hueco que posee una luz en uno de sus extremos, la cual le permite al doctor ver a través de su interior e insertar instrumentos quirúrgicos telescópicos en él para poder realizar la cirugía. Este procedimiento no es demasiado invasivo; sólo se le deberá realizar una pequeña incisión en la parte baja de su abdomen (lo suficientemente grande como para que entre el laparoscopio). A veces, se le deberá realizar otra pequeña incisión como para que puedan pasar los instrumentos quirúrgicos. Si hubiera mucho daño interno o si experimentara hemorragias; sería necesario recurrir a algún otro procedimiento más invasivo.

Luego de haber realizado su tratamiento, deberá seguir examinándose y controlándose periódicamente para asegurarse de que sus niveles de hCG vuelvan a cero. Si estos niveles no disminuyeran podría tener que someterse a otros tratamientos; usualmente algún tratamiento en el que se usara Metotrexato, a fin de disolver los vestigios del embarazo.

Es realmente importante recibir el tratamiento adecuado lo antes posible, para tratar exitosamente un embarazo ectópico. Si no se lo tratara, el embarazo ectópico podría causar la muerte de la mujer embarazada.

¿Qué Sucederá en el Futuro?
Muchas mujeres que han experimentado un embarazo ectópico se preocupan por sus probabilidades de poder concebir un bebé exitosamente en el futuro. Aunque el hecho de haber experimentado un embarazo ectópico le hará correr grandes riesgos de padecer la misma complicación en el futuro, muchas mujeres logran quedar embarazadas y llevar a buen término sus embarazos luego de haber experimentado un embarazo de estas características. No obstante, si sus órganos reproductivos se hubieran dañado severamente, ya sea a causa del embarazo ectópico o a causa de la cirugía requerida para tratarlo; su fertilidad podría encontrarse afectada. Lo más recomendable sería que hablara con su doctor de cabacera acerca de los temores relacionados con su fertilidad, luego de haberse sometido a algún tratamiento para revertir un embarazo ectópico.

Riesgos y Prevención
El daño causado en las trompas de falopio, ya sea por el desarrollo de cicatrices o por el surgimiento de alguna obstrucción es una de las causas principales del desarrollo de embarazos ectópicos. Las cicatrices podrían haber sido causadas por la cirugía, pero también podrían haber sido causadas por infecciones, tales como: enfermedades inflamatorias de la zona pélvica, gonorrea y clamidia. El hecho de buscar inmediatamente el tratamiento adecuado para resolver estos problemas podría minimizar su riesgo de desarrollar cicatrices, y además podría ayudarla a prevenir un embarazo ectópico.

Otros factores que podrían incrementar su riesgo de experimentar un embarazo ectópico son: el hecho de quedar embarazada después de haber cumplido los 35 años de edad, el haber experimentado previamente un embarazo ectópico, y el hecho de haberse sometido en el pasado a alguna clase de cirugía en sus trompas de falopio. Desafortunadamente, estos factores de riesgo no siempre pueden llegar a prevenirse.

Además, si tuviera colocado un DIU en el momento en el que quedó embarazada, existirían grandes probabilidades de que su embarazo se convirtiera en un embarazo ectópico. El hecho de haberse sometido a tratamientos para mejorar la fertilidad también podría incrementar estos riesgos.

Identificar tempranamente los signos propios de un embarazo ectópico no sólo ayudará a minimizar las probabilidades de que el tratamiento al que se haya sometido le deje cicatrices, sino que también podría ayudarla a salvar su vida. Si creyera estar embarazada, o si supiera que está esperando un bebé, y sintiera alguna clase de molestia o de dolor (especialmente en la zona del estómago), debería concertar una cita médica con su doctor de cabecera inmediatamente.

Volver al Inicio

 

( Comentarios)
Iniciar or Registrese su comentario.

Envie su comentario

Iniciar o Registrese su comentario.
Sandra1313
Hola. Me han hecho una analítica en sangre para ver los valores de Hcg en el embarazo y me ha salido un resultado de 5,6 ui/l. El médico dice que no está seguro. Podríais decirme si es positivo o negativo? Segun la tabla de valores por debajo de 5 es negativo., pero yo estoy por encima. Gracias
2 years ago
svaesvae
Es posible tener un embarazo normal luego de tener dos embarazos ectopicos seguidos?
2 years ago