Un Acto de Equilibrismo

Un tema en común circula entre las conversaciones de las mamás empresarias: "Cuando estoy con mis hijos, siento que tendría que estar trabajando, pero cuando estoy en la oficina, siento que debería estar junto a mis hijos". No hay manera alguna de evitar estos sentimientos de culpa, pero los mismos no tienen por qué dirigir su vida. Usted podrá ser exitosa a pesar de estas emociones naturales, y cuando se dé cuenta de que es tanto una mamá como una empresaria gracias a su arduo trabajo y a su capacidad de determinación; descubrirá que la recompensa será más grande y gratificante de lo que había imaginado.

¿Un Encanto Secreto?

¿Está buscando el secreto para lograr el equilibrio entre el trabajo y la maternidad?. No lo encontrará aquí. Por otra parte, mujeres de todo el mundo están ingeniándoselas para llevar a cabo de una manera u otra su trabajo. Es una cuestión de balance o equilibrio, pero quédese tranquila ya que podrá lograrlo. Observe a todas las exitosas mamás empresarias pertenecientes a diferentes sectores empresariales que podrá encontrar en cualquier región geográfica. No se trata de una especie de encanto secreto; pero existen trucos y consejos para lograr este objetivo exitosamente.

*Por ejemplo: no se ponga a acomodar alfabéticamente su archivo, ni gaste tiempo buscando una lapicera o un batidor. Sea organizada desde el principio y tenga todo lo que sabe que va a necesitar al alcance de sus manos.

*Elabore un plan y apéguese a él. Un planificador puede ser de gran ayuda para balancear el trabajo y la vida hogareña. Sin importar qué método utilice, tantos los compromisos personales como las citas de negocios deberían estar agendadas en el mismo calendario, a fin de evitar que las fechas se sobrepongan o coincidan. Intente programar su tiempo para realizar los papeleos, así como también reserve unas horas para pasarlas junto a su familia. Sería una excelente idea el hecho de coordinar los horarios con los de su pareja, o permitirse unas horas libres para poder asistir al gimnasio para realizar un poco de actividad física. Siempre tenga a mano una lista de los números telefónicos de las personas que podría llamar si la niñera se enfermara o si estuviera retrasada para llegar a la oficina a tiempo, y necesitara encontrar a alguien de confianza para cuidar a sus hijos hasta que usted vuelva a su casa. Elabore listas de las cosas que debería hacer y listas de compras, y no olvide tachar las cosas que vaya llevando a cabo.

Manos Pegajosas

*Tome en cuenta las necesidades de su familia. Asegúrese de que su oficina esté acondicionada a prueba de niños, y mantenga los papeles importantes lejos del alcance de curiosas (y pegajosas) manitos. Tenga en su oficina algunos juegos o prepare actividades para que los niños puedan divertirse un rato, como por ejemplo: crayones; y a medida que sus hijos vayan creciendo, permítales hacer alguna tarea que los deje participar e involucrarse en su trabajo, como por ejemplo: rellenar sobres.

*El trabajo previo es esencial para que todo salga bien y para que todos puedan hacer algo productivo al mismo tiempo. Al final del día seguramente se sentirá exhausta; pero el hecho de tomarse el tiempo necesario para preparar la ropa que usarán sus hijos el día siguiente, o preparar la cafetera para que cuando se despierte pueda saborear un delicioso y humeante café podría convertir una mañana caótica en una mañana plácida y sumamente organizada. ¿No es una lechuza nocturna?; entonces programe la alarma del reloj despertador un poco antes, y realice las tareas domésticas antes de que su familia se despierte.

*No trate de hacer más de lo que puede sólo para probarle al mundo que es una mamá perfecta. No se ofrezca como voluntaria para organizar una venta de pasteles en la escuela cuando tenga un plazo determinado e improrrogable para entregar algún trabajo. Ellos encontrarán a alguien más. Conserve su energía para prestarle atención y para satisfacer las necesidades de sus hijos.

Delegue Tareas

*Delegue trabajo, tareas domésticas, y mandados. Sus hijos y su pareja podrán compartir y repartirse algunas de estas tareas y se sentirán útiles. Organice una reunión familiar, y hablen sobre quién sería el más indicado para llevar a cabo tareas específicas. En el trabajo, también podrá encontrar alguna forma que le permita compartir sus tareas. Y por sobre todas las cosas, nunca olvide agradecerle a las personas que le brinden su ayuda desinteresadamente.

( Comentarios)
Iniciar or Registrese su comentario.

Envie su comentario

Iniciar o Registrese su comentario.